Peeling Químico

Mascarilla | elle

El Peeling Químico es un procedimiento cosmético en el que se usa una solución química para permitir la remoción de las capas externas de la piel que han podido ser dañadas por el sol, de algunas ligeras o delicadas arrugas llevando la piel a lucir más joven.

Es un procedimiento que se puede hacer solo o junto con el rejuvenecimiento facial, pero nunca reemplazará a la Cirugía Estética Facial.

En algunas ocasiones este Peeling Químico puede remover lesiones precancerosas como las queratosis actínicas y solares, algunas cicatrices no muy profundas del acné y las manchas producidas por sol y anticonceptivos.

Se recomienda a los pacientes la utilización del Peeling Azul (Blue Peel) que es un peeling químico cuya base es el ácido tricloroacético (ATC) al que se le agrega una base producida por Obagi el cual le da al peeling un color azul el que varía de leve a intenso de acuerdo a la concentración y profundidad con que se trabaje el peeling. La aplicación de este tratamiento requiere que la paciente tenga una preparación inicial de la piel, la cual se hace con productos que contengan hidroquinona y ácido retinoico, de acuerdo a las recomendaciones y ajustes individuales que haga el Cirujano Plástico.  Durante este tiempo es muy importante la protección solar por parte del paciente que está en la fase pre-peeling.  Inicialmente en esta fase del tratamiento se producirá un enrojecimiento y descamación de la piel, algunas veces molestos para el paciente pero que son necesarios para una perfecta adecuación de la piel.  Pasada esta fase se puede realizar la aplicación del Peeling Azul.

Aplicación del Peeling Azul

Dependiendo de la disposición del paciente, la aplicación se puede hacer en el consultorio médico o en una sala de pequeña cirugía; si es en el consultorio previa a la aplicación del peeling se utiliza analgesia y sedación tomada por la paciente vía oral media hora antes del procedimiento. En la sala de pequeña cirugía se hace con una sedación antes y durante el procedimiento para que el paciente esté más relajada. La aplicación del peeling produce una sensación de quemadura de la piel que va disminuyendo en la medida que las diferentes capas del peeling se van aplicando y la piel va tomando un color azul que será de leve a intenso de acuerdo a las diferentes capas y concentración de ATC con que se esté aplicando el tratamiento y los beneficios que se quieran obtener de acuerdo con los hallazgos físicos de cada paciente. El número de capas pueden variar de 1 a 6 de acuerdo a la necesidad individual de cada paciente. Finalizada la aplicación del producto el paciente puede ir a su casa con la medicación analgésica adecuada.

Post-peeling

Los pacientes pueden mostrar una pequeña molestia y edema producido por la aplicación del ATC que desaparecerá con el transcurso de los días. La coloración azul que ha tomado la piel irá desapareciendo progresivamente y la piel empezará a descamar y aparecerá una nueva piel. Es importante que el paciente en estos primeros días guarde repose, lave dos veces al día su cara con un jabón medicado y después aplique una crema hidratante mezclada con una crema de hidroquinona de modo que la piel se mantenga más seca que húmeda. A mayor concentración del ATC y mayor número de capas, la desaparición del tono azul de la piel será más lenta. El paciente deberá protegerse del sol en este período inicial, protección que deberá continuar una vez lograda su total recuperación.

La aplicación del peeling puede hacerse cada cuarta semana hasta lograr el efecto deseado, también podrá continuarse la aplicación de la hidroquinona y el ácido retinoico y así lograr que perdure por más tiempo el efecto logrado.

El peeling azul es bastante seguro sin mayor fotosensibilidad y sin mayores complicaciones en su aplicación. El porcentaje de complicaciones es mínimo en manos de una persona con experiencia en la aplicación de este producto.

Tiempo de permanencia en Colombia: 11 días.

Tiempo de permanencia en Cali: 8 días.